La Calidad es como el Sexo

El pasado miércoles 30 de Mayo tuvo lugar mi última sesión presencial del curso de Directores novatos (o noveles, oficialmente hablando). El tema era la “INICIACIÓN A LA CULTURA DE LA EVALUACIÓN Y CALIDAD”.

La ponencia corrió a cargo de Sebastián González Losada de la Universidad de Huelva.

Comenzamos la sesión con un taller “Los diferentes grupos deberán hacer una torre, lo más alta y estética posible. Una vez finalizada, la torre deberá soportar, en su cota superior, el peso de la regla. Todas las torres serán evaluadas por cada uno de los grupos”.

A partir del análisis de las distintas torres observamos como la evaluación, pese a tener claros los criterios, es algo subjetivo y debe estar sometido a procesos de calidad.

Analizó el concepto de evaluación, las barreras que la imposibilitan, la cultura de evaluación que tenemos actualmente, el qué, cómo evaluar y sus funciones. ¡Interesante!

Sin duda lo que más me llamó la atención y es muy acorde a los procesos de debate que estamos pasando en los claustros sobre si CALIDAD si o no…, es lo siguiente:

¡¡La calidad es como el sexo!! ¿o no?