«Educar en y para el conflicto II»

Hoy he tenido la segunda sesión sobre Educar en y para el conflicto, en mi formación como directora «novata»o novel.

Ha sido nuevamente Paco Cascón el encargado de llevarla a cabo. El tema de hoy era la continuación de la anterior sesión. Hemos trabajado la confianza, el aprecio y la comunicación, dentro de los valores propios de la provención, representados en una escalera

 

Cada uno de los escalones representa un nivel dentro de ella:

Presentación Características básicas de las personas.

Conocimiento de si misma y de las otras personas.

Aprecio de una misma (autoestima) y hacia las demás personas (cómo demostrar el afecto)

Confianza en una misma y hacia las demás personas se trabaja en paralelo a la propia responsabilidad

Comunicación efectiva, diálogo, escucha activa.

Cooperación de grupo. Los beneficios de los comportamientos no competitivos.

Ha sido una sesión práctica donde a través de diferentes dinámicas hemos analizado nuestra autoestima, los componentes de una comunicación efectiva , dónde se ha hablado de una cuenta bancaria emocional, en la que se puede subir saldo con cortesía, bondad, honestidad, compromiso con las demás personas, … y en la que también puedo llegar a números rojos con la ausencia de los valores anteriores.

¿Dónde está la clave? ¿Cómo conseguir el equilibrio? ¡¡La respuestas hay que buscarlas en la experiencia personal, las relaciones interpersonales y la constancia por conseguir ser rico «emocionalmente hablando»

Un pensamiento en “«Educar en y para el conflicto II»

  1. Todo lo que yo sé sobre el conflicto lo aprendí de Paco. Incluso aquello que creía saber lo aprendí de nuevo, pero desde otro punto de vista. Ahora me considero una mediadora, aunque a veces, como a todo el mundo, se me va la pinza y lo mando todo a tomar… un café.

    Ya verás como es una experiencia, no sólo de aprendizaje, sino también una experiencia vital, que llevarás a cabo y pondrás en práctica en tu vida cotidiana. En los tiempos que corren no nos hemos vuelto muy comunicativos y aún menos cuando hay conflictos.
    No somos conscientes de que los conflictos son inherentes a las personas y a la vida misma, y de que sin ellos no existiríamos. Hay que aprender a resolverlos para avanzar y no luchar contra ellos como mosca contra el cristal o meter la cabeza en el agujero.
    Espero que te sirva para ser una buena persona(aunque tu ya lo eres) y una buena directora.
    Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.