18 años, ¡se acabó…por ahora!

Tras dieciocho años en equipo directivo en MI COLE, los últimos 11 en la dirección, llega el momento de cerrar esta etapa, por decisión propia y totalmente voluntaria. Será el sábado 30 de junio cuando finalice mi nombramiento.

Estos últimos meses no han sido fáciles, las tensiones se acumulan y hacen aflorar emociones de todo tipo, ¡sonrisas y lágrimas!

He pensado mucho esta entrada y lo que diría a mis compañer@s…. finalmente fue así:

Llegó el momento….

Dos años pensando que decir cuándo llegará, porque hace dos años que acabé mi proyecto de dirección. Las circunstancias han hecho que sumará dos más, en funciones….

Al intentar escribir he pasado por muchos momentos, cuando estaba negativa, pensaba en echar fuera todo lo que de una forma u otra me había hecho daño, o cómo defensa personal; cuando estaba positiva se me iba la pinza en autocomplacencia y autoestima…..Así que ha sido esta noche, con dos horas de sueño, en la que he tenido mucho tiempo para pensar….

Mucho vivido pero sobre todo mucho aprendido por eso solo os diré una cosa: GRACIAS

  • Gracias por los buenos momentos
  • Gracias por los apoyos
  • Gracias por los halagos sinceros
  • Gracias por hacerme crecer
  • Gracias por estar
  • Gracias por ser
  • Y por qué no, gracias también por “parecer”

Cierro una etapa, con mayoría de edad, 18 años (7+11), ocupando un cargo directivo en el cole, permitidme que hoy si diga MI COLE.

En estos 18 años han habido múltiples oportunidades de aprendizaje y las he aprovechado todas, así que con la mayoría de edad, avanzó a otros retos para seguir aprendiendo.

A l@s que os marchais llevaros todas las vivencias, las buenas y las menos buenas, os aseguro que todas os van a ser útiles.

A l@s que os quedáis, me he quedado con la gana de regalaros un cuaderno, un cuaderno en blanco para que comencéis en septiembre de 0. Apoyad el  proyecto de Gregorio y su equipo, pero apoyadlo de verdad y dadle al menos los 100 dias antes de empezar a poner “pegas”.

Un proyecto de dirección no es un “menú a la carta” es un compromiso para crear/mantener una cultura de centro. Quien llegue a un colegio a cumplir expectativas personales, a estar “cómodo” en un puesto, a “llevarse y no aportar”…¡se equivoca de profesión!

Recuerdo el “Te falta corazón…” que alguien, de forma anónima, me dedicó en 2016 en la evaluación del ejercicio de la dirección. Y me reitero en lo que en aquel momento utilicé para “defenderme”:

¡Me falta corazón!… Pues sí, hay decisiones en la dirección escolar que no se pueden tomar con el corazón sino con la razón. En estos nueve (ahora 11)  años de dirección y siete de jefatura de estudios (dieciocho años de compromiso con “mi cole”) puedo decir que las decisiones que tomé fueron con “amplio espectro”. No accedí a los “caprichos”.

Pero también recuerdo, un día a finales de abril o principio de mayo, que alguien entró al despacho, cerró la puerta y me pidió si me podía hacer una pregunta: ¿Cuantas veces te vas a despedir de la dirección?

¡Sólo una! Pues disfruta del trabajo realizado, que seguro habrá muchas cosas buenas y no te pares en anécdotas negativas de éstos últimos meses…..

Me impactó pero me hizo echar el freno de mano y disfrutar de este último periodo. ¡Gracias, has sido mi “coach” particular en más ocasiones de lo que te imaginas!

Quienes me siguen en redes, me preguntan por esta serie de fotos de la cuenta atrás de hace 10 días y os la voy a explicar:

10 fotos, #11años

Sigue leyendo